Principal

Para poner en práctica Buen manejo de la terapia inyectada

Para poner en práctica



Aplicar una inyección de insulina
 
Para aplicar una inyección de insulina es necesario llenar la jeringa apropiada con la cantidad correcta de medicamento, decidir dónde poner la inyección y saber hacerlo.


Prepararse
 
1.    Conozca el nombre y la dosis de cada medicamento que se debe aplicar.
2.    Algunos tipos de insulina se pueden mezclar entre sí en una jeringa, pero no todos; consulte con su médico o farmaceuta respecto a esto.
3.    Utilice siempre las mismas marcas y tipos de suministros. No utilice la insulina vencida.
4.    La insulina se debe dar a temperatura ambiente. Si la tenía en la nevera o en la bolsa refrigeradora, retírela 30 minutos antes de la inyección. Una vez que haya comenzado a usar un frasco de insulina, se puede mantener a temperatura ambiente durante un mes.
5.   Reúna todos los suministros: insulina, agujas, jeringuillas, toallitas con alcohol y un recipiente para las agujas y jeringas usadas.
 
Llenar la jeringa con un tipo de insulina
 
1.    Lávese las manos con agua y jabón. Séquelas bien.
2.  Revise la etiqueta del frasco de insulina. Verifique que sea la insulina correcta y que no esté vencida.
3.    La insulina no debe tener grumos en los lados del frasco. Si los tiene, bótela a la basura y consiga otro frasco.
4.    La insulina de acción intermedia es turbia y se debe hacer rodar entre las manos para mezclarla. No agite el frasco. Esto puede hacer que la insulina forme grumos.
5.    La insulina clara no es necesario mezclarla.
6.    Si el frasco de insulina tiene una cubierta de plástico, quítela. Limpie la parte superior del frasco con una toallita con alcohol. Deje que se seque. No la sople.
7.    Conozca la dosis de insulina que necesita. Quite la tapa de la aguja, teniendo cuidado de no tocarla para conservarla estéril. Hale el émbolo de la jeringa hacia atrás para introducir la cantidad de aire en ella equivalente a la dosis de medicamento que usted desea.
8.    Introduzca la aguja a través del tapón de goma del frasco de insulina. Empuje el émbolo para que el aire entre en el frasco.
9.    Mantenga la aguja en el frasco y voltéelo boca abajo.
10. Con la punta de la aguja en el líquido, hale el émbolo hacia atrás para obtener la dosis correcta de insulina en la jeringa.
11. Revise la jeringa para ver si hay burbujas de aire. Si hay burbujas, sostenga el frasco y la jeringa en una mano y golpee suavemente la jeringa con la otra mano. Las burbujas flotarán en la parte superior. Empuje las burbujas de nuevo hacia el frasco de insulina y luego hale hacia atrás para obtener la dosis correcta.
12. Cuando no haya burbujas, retire la jeringa del frasco. Descargue la jeringa con cuidado de tal forma que la aguja no toque nada.

Aplicar la inyección
 
1.    Elija dónde aplicar la inyección. Lleve un registro de los lugares que ha utilizado para que no se aplique la insulina en el mismo sitio todas las veces. Pídale a su médico una tabla.
2.    Conserve sus vacunas a 1 pulgada de distancia de cicatrices y 2 pulgadas de distancia de su ombligo.
3.    No se inyecte en un lugar que presente hematomas, hinchazón o sensibilidad.
4.   El sitio elegido para la inyección debe estar limpio y seco. Si su piel está visiblemente sucia, límpiela con agua y jabón. No utilice un paño con alcohol en el lugar de la inyección.
5.    La insulina tiene que entrar en la capa de grasa por debajo de la piel.
6.    Pince la piel e introduzca la aguja en un ángulo de 45º.
7.    Si los tejidos son lo suficientemente gruesos, usted puede inyectar directamente arriba y abajo (en ángulo de 90º). Consulte con su médico antes de hacer ésto.
8.    Introduzca completamente la aguja en la piel. Suelte la piel que tiene pinzada. Inyecte la insulina lentamente y de manera constante hasta que ingrese toda.
9.    Deje la jeringa puesta durante 5 segundos después de la inyección.
10. Retire la aguja en el mismo ángulo en que la introdujo y suéltela. No hay necesidad de volver a taparla. Si la insulina tiende a salirse del sitio de la inyección, presione el lugar durante unos segundos después de inyectar. Si esto ocurre con frecuencia, consulte con el médico.
11. Coloque la aguja y la jeringa en un recipiente duro y seguro. Cierre el recipiente y manténgalo a salvo lejos de niños y animales. Nunca reutilice las agujas o las jeringas.
 
Almacenar la insulina y los suministros
 
Pregúntele al farmacéutico cómo almacenar su insulina para que no se eche a perder.

Referencias
 
American Diabetes Association. Insulin & Other Injectables. Last reviewed June 7, 2013. Available at: www.diabetes.org/living-with-diabetes/treatment-and-care/medication/insulin. Accessed October 27, 2014.American Diabetes Association. Insulin & Other Injectables. Last reviewed June 7, 2013. Available at: www.diabetes.org/living-with-diabetes/treatment-and-care/medication/insulin. Accessed October 27, 2014.