Principal

Consejos Para adolescentes con Diabetes

CONSEJOS PARA ADOLESCENTES CON DIABETES



Publicado el 20 de Octubre de 2013, Gestión de contenidos DIABETRICS

Buenas noticias: después de meses de tropezar "accidentalmente" con la persona que te atrae en las clases, ésta acepto tu invitación a salir. Entre otros temas importantes que te pueden estar volviendo loco o loca, tales como: ¿qué ropa ponerse, de qué temas hablar, será oportuno besarse, o si un chorrito más de perfume o colonia te hará irresistible o será un peligro para la respiración de los demás?, está el tema de la diabetes...  ¿Deberías hablar de ello? Y si es así, cómo evitar la incómoda expresión: "hola... tengo diabetes".

Te invitamos a leer el contenido completo de este escrito en el que encontrarás ocho consejos prácticos mediante los que queremos ayudarte a que de una forma natural le compartas a tu nueva pareja, de tu situación con la diabetes y como llevas una vida sin dificultad. 


Salidas con nuevas posibles parejas

Buenas noticias: después de meses de tropezar "accidentalmente" con la persona que te atrae en las clases, ésta acepto tu invitación a salir. Entre otros temas importantes que te pueden estar volviendo loco o loca, tales como: ¿qué ropa ponerse, de qué temas hablar, será oportuno besarse, o si un chorrito más de perfume o colonia te hará irresistible o será un peligro para la respiración de los demás?, está el tema de la diabetes...  ¿Deberías hablar de ello? Y si es así, cómo evitar la incómoda expresión: "hola... tengo diabetes".

Si tu diabetes es de conocimiento común en la escuela, tu pareja puede entender porque tienes que pincharte el dedo antes de una comida, pero si tu pareja no tiene idea acerca de que tienes diabetes te invitamos a seguir leyendo los siguientes ocho consejos para que te informes de cómo darle la noticia sobre la diabetes y continuar saliendo con ella o el...

1. Enfrentar el miedo

Si la idea de revelar tu diabetes te hace dudar porque consideras que es un tema difícil de compartir con alguien que te gusta. No te preocupes, es importante que lo reveles ya que esta es una parte vulnerable de tu vida personal, el compartirlo te hará sentir que no estás solo en el proceso del autocuidado.

Tal vez tengas miedo que a tu pareja no le guste. O tal vez estás nervioso que él o ella no saben nada acerca de diabetes. Ambas son preocupaciones legítimas, y tienes derecho a preocuparte. Pero en la mayor parte de los casos, el estrés no se justifica. Es probable que a tu pareja no le importe que tengas diabetes. Además, lo más probable es que ni siquiera quisieras salir con un chico o chica que juzgue a alguien basado en su estado de salud.

2. No te conformes

¿Podría alguien dejar de gustar de ti debido a tu diabetes? Siempre existe esta posibilidad y por mucho que éste rechazo te pueda herir (y, seamos honestos, cualquier rechazo duele), estarías ahorrándote un futuro desengaño. Puede ser doloroso cuando las personas realmente no te entienden o apoyan y es importante que sepas que no es conveniente juntarse con alguien que no te quiera por lo que eres.

3. Tener "la conversación"

Entonces, ¿cómo revelar la situación? Depende de ti. No hay ninguna regla que diga que no puedas informarle a tu pareja por texto o correo electrónico, tampoco hay directrices sobre cuándo es el mejor momento para conversar sobre este tópico. Es posible que aparezca una oportunidad en tu primera cita, o se puede presentar que desees esperar varias citas antes de explicarlo.

Ten en cuenta que cuanto más tiempo esperes, más difícil será tocar el tema. Además, tu novio o novia pueden sentirse heridos porque tú no confiaste en él o ella desde un principio. Si tú eres abierto, valiente y estás dispuesto a compartir tu historia desde el principio, lo más probable es que logres tener una relación más satisfactoria; nunca debes tener miedo de decirle a tu pareja quien eres.

4. Evitar el síndrome del profesor sabelotodo

Por supuesto, nada de esto significa que tú necesitas dar una detallada presentación sobre  diabetes. Te en cuenta que sobre-informar a las personas puede hacerlos sentir abrumados.

Tú estás familiarizado con los términos y los pasos que intervienen en el manejo  de la enfermedad, pero tu pareja puede no saber nada. Lanzarse a una conferencia sobre los detalles de la diabetes puede hacer que a tu pareja le parezca que está en una sesión de estudio para exámenes antes que en una salida para diversión y conocerse mutuamente.

¿Cómo sabes que tanto debes contar? Tu pareja será tu guía; el explicar de forma sencilla que tienes diabetes pero que la controlas para vivir una vida normal puede ser suficiente en una primera cita. O tal vez tu pareja se interese y haga muchas preguntas relacionadas con la diabetes. Eso, también está bien.

Sea lo que sea que digas, asegúrate que tu pareja llegue a conocerte, no sólo por tu diabetes, esto es sólo una parte de lo que eres, puedes decirle a tu pareja que tienes diabetes pero también te gusta nadar y que fuiste a Cartagena con tu familia durante las vacaciones, entre otros temas que quieras compartir de tu vida.

5. No lo abrumes

Hay más de una manera de abrumar a tu pareja. Lo que tú dices puede asustar a alguien no familiarizado con la diabetes, por esto es importante mantener la conversación de forma simple y clara. Le puedes decir a tu pareja sobre las posibles complicaciones de la diabetes asegurándote de explicarle que con prevención se pueden evitar.

6. Expresa tus necesidades

Lo creas o no, tu pareja  esta  probablemente tan nerviosa como tú, sobre todo después de saber acerca de tu diabetes. Alguien no familiarizado con la enfermedad puede insistir en las cosas correctas como: qué decir, qué preguntas hacer y cómo lograr un equilibrio entre la apariencia de persona seriamente interesada y la de entrometido.

Una vez que estás en una relación haz que tu pareja se sienta a gusto expresándole tu grado de interés en que él o ella se involucren en el control de tu diabetes. Un ejercicio sencillo que te permitirá llegar a involucrar a tu pareja en el control puede partir de plantearte, a ti  mismo, con sinceridad las siguientes preguntas: ¿Es mencionar el número de carbohidratos que estás comiendo ir demasiado lejos - o es útil?, ¿Necesitas un recordatorio para comprobar tu glucosa en sangre antes de la práctica de fútbol, ​​o eso te incomodaría?
Sé directo y piensa un poco acerca de cómo quieres que tu novio o novia te ayuden a manejar la diabetes, seguramente ellos no saben qué hacer para apoyarte, así que tienes que decirles.

7. No bajes la guardia

Las cosas suelen ser increíbles y maravillosas en el comienzo de una relación, pero no dejes que estas emociones se interpongan en el camino del control de tu diabetes. Si tú piensas que evitar el cuidado de la diabetes te hará parecer más atractivo, te equivocas; descuidar el control de tu diabetes puede ser más decepcionante que tener diabetes.

8. Mantén tu confianza en ti mismo

Si eres mayor de 12 años, gracias a tu experiencia personal, habrás aprendido acerca de los peligros de la presión que ejercen los compañeros de clase y algunas parejas en la adopción de hábitos poco saludables que pueden afectar el buen control de la diabetes. Fumar, por ejemplo, más que destruir los pulmones y hacer que la ropa y el pelo apesten, aumenta el riesgo de complicaciones de la diabetes. ¿Y crees que un par de cervezas no son gran cosa?, pues sí son gran cosa, si se tiene en cuenta la cantidad de hidratos de carbono en cada una y el hecho de que el alcohol puede hacer que tu glucosa en sangre baje a niveles peligrosos, inclusive hasta 24 horas después de que hayas bebido.

Si tu pareja te presiona para hacer algo con lo que no te sientas cómodo o algo que pueda perjudicar el control de tu diabetes, no tengas miedo en decir: NO. Tu pareja deberá estar de acuerdo con las medidas que adoptes para cuidar tu salud. 

Este material no pretende sustituir el tratamiento o dictamen médico profesional; es desarrollado como apoyo educativo para entender aspectos básicos sobre la diabetes.